Ser la que quiero ser

Para mí, hay dos momentos claves en mi vida. El primero, fue cuando recién egresada de la carrera de nutrición no encontraba trabajo, y cuando había alguno, los ingresos y los horarios eran terribles. Y el segundo momento, cuando ya estando en Mary Kay, en abril de 2018, me diagnosticaron esclerosis múltiple. Hoy doy gracias a Dios y a Mary Kay por ser hoy la mujer que soy: una guerrera que lucha por ella, por su salud, su carrera y su familia.

Hoy soy una mujer que confía en sí misma y que ha perdido el miedo a relacionarse con los demás. Mary Kay me ha ayudado ha cambiar estos aspectos de mi persona. También, soy una persona arreglada y admirada por quienes ven mi actual crecimiento personal y profesional. Soy independiente, empresaria y líder, una mujer que se siente segura de sí misma y muy feliz.

Una de las cosas que más disfruto de mi Negocio Mary Kay, es que soy mi propia jefa, yo organizo mi tiempo en base a las ganancias que quiero tener y me queda tiemplo libre para mí.

Considero que uno de mis principales logros, es que hoy solvento todos mis gastos de salud, y vaya que si son fuertes, porque todos los tratamientos, estudios y citas médicas, son bastante caros. En Mary Kay aprendí que yo soy la única responsable de mi bienestar.

Otro logro importante para mí, es que actualmente le ayudo a mi esposo a pagar las colegiaturas de mis hijas en una de las mejores escuelas de Guadalajara. Él paga una colegiatura y yo pago la otra. Ésta, es una aportación que antes yo no podía hacer.

Otra cosa que disfruto mucho de la libertad económica que me da Mary Kay, es que hoy me compro la ropa que yo quiero. La verdad, a mí me gusta andar muy bien vestida y que mi ropa y accesorios sean de marca.

En Mary Kay he tenido la oportunidad de ganar tres Anillos de Diamantes, uno por obtener muy buenas ventas y dos por invitar a más mujeres a ingresar a la Empresa. Además, recientemente me gané un viaje a Dallas, Texas, el cual realizaré en unas semanas. Estoy muy emocionada y muy agradecida con Dios y con Mary Kay por este reconocimiento a mi esfuerzo y trabajo.

Para mí, tener una joya de Mary Kay en mi mano significa liderazgo, representa que he conseguido ser la mujer que quiero ser y que estoy transformando mi vida y la de mi familia. Sé que he mejorado la calidad de vida y la economía de muchas otras mujeres. ¡Y por eso quiero lograr más y más!

Actualmente estoy trabajando por mi Auto Rosa. Yo quiero ese reconocimiento porque quiero que mi gente se sienta que está en una Unidad exitosa, ya que es un reconocimiento que se gana por el trabajo y el esfuerzo de todas mis Consultoras. En Mary Kay los logros se viven en equipo. Además, quiero que sepan que en Mary Kay el esfuerzo y el trabajo de una mujer se reconoce y se premia. Creo que cuando tu trabajo es valorado, nace en ti un poder interior.

En mi futuro me veo plena, feliz, en la casa de mis sueños, viajando más por el mundo como Directora Nacional de Mary Kay, brindando la mejor educación a mis hijas, disfrutándolas al máximo, y por supuesto, preparándoles una increíble fiesta de XV años o un viaje por algún lugar del mundo. Todo esto gracias a Mary Kay.

Gracias a Mary Kay, soy la mujer que siempre quise ser. ¡Cuando una mujer quiere, una mujer puede! Más allá de los obstáculos y limitaciones que enfrentamos, en Mary Kay las mujeres logramos todo aquello que nos proponemos. Si tú lo crees y lo trabajas, en un futuro lo vas a tener y a disfrutar, eso dalo por seguro porque Mary Kay te da el poder de lograr tus sueños.

Contacta a tu Consultora de Belleza Independiente Mary Kay y empieza a ganar tu propio dinero.





Cuenta tu historia, metas y todo lo que has podido lograr compartiendo las imágenes y videos de esta campaña con el hashtag #UnaMujerPuede.