Haz que lo increíble suceda

Mi historia Mary Kay no comenzó conmigo, yo conocí esta maravillosa compañía gracias a que mi mamá decidió Iniciar su Negocio y nos pudo dar una vida llena de confort, seguridad, con viajes por varios países alrededor del mundo y estudios en las mejores universidades. En mi casa, la frase “no se puede” no existe gracias a Mary Kay.

Estudié psicología y una maestría en la Universidad Anáhuac. Estuve años trabajando en mi carrera sin lograr el estilo de vida que deseaba, el que mi mamá me había dado. Y no lo iba a conseguir de continuar con el trabajo que tenía. Así que un día decidí dejarlo todo y empezar en Mary Kay.

Al Iniciar mi Negocio propio tuve muchos retos, pues como empecé desde cero, mi ingreso también era de cero. Recuerdo que me daba mucha pena no poder salir a comer o a pasear con mis amigas por falta de dinero. Sin embargo, yo sabía que este sacrificio era sólo una parte del camino y que el crecimiento real estaba en Mary Kay.

Al poco tiempo, empecé a tener maravillosos ingresos, subí de nivel dentro de la empresa y gané un anillo de diamantes, un auto rosa y un viaje internacional como reconocimiento a mi trabajo, estos eran reconocimientos que definitivamente mis compañeras de carrera no tenían. Además, empecé a disfrutar la libertad que me permitía el ser mi propia jefa.

Hoy, sigo avanzando para conseguir nuevos logros y cambiar la vida de otras mujeres que, como yo, buscan de una vida mejor. A mí me motiva mucho ver a mis compañeras de Mary Kay cumpliendo sus metas: ser independientes, comprando su carro, siendo dueñas de su tiempo, alcanzando posiciones de éxito dentro de la compañía, viajando y apoyando a sus familias.

La posibilidad de ganar viajes por todo el mundo es una de las mayores motivaciones que tengo y son de las recompensas que más he disfrutado de Mary Kay, como lo fue mi viaje a Nueva York. Conozco treinta países, ¡amo viajar! Esa es una de las cosas que me enseñó mi mamá y que por gusto propio seguiré haciendo toda mi vida.

Logré abrir mercado internacional en Perú junto con algunas compañeras de Mary Kay, y ha sido bonito inspirar a las mujeres peruanas. Esto me ha dado bastante seguridad: saber que cuento con apoyo dentro de la compañía y descubrir que puedo lograr grandes metas.

Si te sientes estancada, da un paso al frente y crea un cambio en tu vida. Tal vez lo que haces, lo haces bien, pero si te atreves a realizar algo diferente y nuevo es muy posible que te encuentres con tu propio camino y alcances el estilo de vida que deseas tener.

Busca un sueño, trabájalo y cambia tu vida. Haz que las cosas increíbles sucedan. Se la mujer Líder y libre que todas podemos ser.

 

Tú también puedes lograr lo que te propongas con Mary Kay. #UnaMujerPuede y esa mujer eres tú.





Cuenta tu historia, metas y todo lo que has podido lograr compartiendo las imágenes y videos de esta campaña con el hashtag #UnaMujerPuede.